Análisis 2018-19: Escoltas a seguir

Análisis 2018-19: Escoltas a seguir

Segundo serial de artículos orientado a la próxima temporada 2018/19, donde esta vez vamos a conocer a 20 de los escoltas más interesantes que se dan cita en este nuevo curso, siempre desde mi particular punto de vista.

Puedes consultar aquí los 20 bases más interesantes que seleccioné la pasada semana.

 

Nickeil Alexander-Walker – Virginia Tech Hokies – Sophomore.

El talento canadiense está de moda, y Alexander-Walker dejó buena cuenta de ello el año pasado en su debut universitario, demostrando que puede ser la gran esperanza de los Hokies. Interesante combo-guard capaz de nutrir muy bien de balones a sus compañeros como de liderar el ataque con solidez. Buenos movimientos sin balón, hábil en el pick-and-roll y grandes movimientos de dribbling y de cambio de dirección. Gran finalizador desde cerca del aro y un tiro de tres puntos todavía por desarrollar y cimentar. Su insistencia y sus grandes brazos le permiten defender bien tanto a bases como a escoltas. Le falta todavía elevar su atleticismo a otro nivel de cara a su futuro a corto plazo.

R.J. Barrett – Duke Blue Devils – Freshman.

Y si hablamos de canadienses que están de moda, no podíamos dejarnos al chico del que todos hablan. R.J. Barrett es la gran sensación universitaria del próximo curso, y el favorito para alzarse con el pick uno del siguiente draft. Prototipo de escolta/alero de gran físico, veloz con espacios y agresivo de cara a canasta, yendo a menudo al contacto directo con el defensor. Puede jugar también en el poste, donde saca ventajas gracias a su gran juego de pies y al dominio de su cuerpo. Puede anotar de mil formas, aunque su tiro en estático todavía está por mejorar, al igual que su manejo de balón. Capacidad de sacrificio, gran ética de trabajo y buenos movimientos sin balón. Defensivamente muy versátil.

Tyus Battle – Syracuse Oranges – Junior.

Se bajó a ultimísima hora del pasado draft para volver a liderar a una Syracuse mucho más prometedora que el pasado curso, y eso los fans de los Oranges lo agradecerán. Completo escolta de buen físico, líder absoluto del programa y capaz de anotar con mucha regularidad. Eso sí, todavía tiene ciertos problemas de consistencia a la hora de elevarse en estático y en el manejo y bote del balón. Mucho más sólido en el apartado defensivo del juego, donde su versatilidad, su agresividad y sus buenos desplazamientos laterales le hacen ser uno de los mejores defensores exteriores de las grandes conferencias. Uno de los grandes jugadores a seguir de la ACC este próximo curso.

Jarrett Culver – Texas Tech Red Raiders – Sophomore.

Las marchas de Keenan Evans y Zhaire Smith han hecho mucho daño a los Red Raiders, que tienen en Jarrett Culver a su próxima gran estrella. Versátil escolta de mucho potencial capaz de anotar tanto en transición como en estático, generarse sus propios tiros y ser un gran generador de juego y pasador, ya que en el High School jugaba también de base. Físicamente es un jugador muy bien formado, y su gran capacidad de salto le permite ayudar mucho en el rebote en ambos aros. Defensivamente también es un jugador muy interesante, aunque con mucho que mejorar. Pese a su juventud, el incremento de su rol en el equipo y su liderazgo le hará fortalecerse como un jugador muy a tener en cuenta en el futuro.

Jarron Cumberland – Cincinnati Bearcats – Junior.

Con las ausencias la próxima temporada de Jacob Evans, Gary Clark y Kyle Washington le tocará ser el líder de los Bearcats, más por descarte que por capacidad de liderazgo como tal. Escolta muy versátil capaz de aportar tanto anotación, distribución de balón así como muchísima intensidad defensiva, con potencial para convertirse en uno de los mejores en esta disciplina de toda la competición. Dispone de buen físico y es un excelente finalizador al contraataque. Buena mano desde larga distancia, aunque quizás deba perfeccionar un poco su mecánica de tiro.

Jarrey Foster – SMU Mustangs – Senior.

Sin Shake Milton, Jarrey Foster será el gran atractivo de los Mustangs para el próximo curso. Jugador infravalorado, trabajador por el equipo y cuya versatilidad es su gran virtud de cara a asumir un rol de líder en la plantilla. La de escolta es su posición habitual, pero sus grandes recursos físicos y su buena habilidad conduciendo el balón y en su capacidad de pase le permiten también jugar como base o alero. Defensivamente es un jugador importante en los esquemas de Tim Jankovich, siendo muy agresivo y con unos enormes brazos (7’0» de envergadura en total) que le facilitan cortar líneas de pase, rebotear y hasta taponar con cierta comodidad. En el lado ofensivo ayuda mucho, pero es el aspecto donde más tiene que mejorar aún.

Kellan Grady – Davidson Wildcats – Sophomore.

El joven jugador de la universidad de Davidson será uno de los grandes atractivos de las Mid-Majors a partir de la próxima temporada. Su zona de juego –escolta que además puede jugar puntualmente de base gracias a su buena visión de juego– su excelente mano desde la línea de tres puntos y su facilidad de anotación recuerdan claramente a un joven Stephen Curry, y media Division I se está ya frotando las manos con el sophomore. Este año con la baja de Peyton Aldridge puede dar un paso enorme y darse a conocer definitivamente a nivel nacional, con el draft en un futuro a medio plazo.

Quentin Grimes – Kansas Jayhawks – Freshman.

Si la semana pasada presentamos a Devon Dotson como la gran esperanza de Bill Self en la dirección de los Jayhawks a partir del próximo curso, Quentin Grimes es sin duda la pieza más codiciada por los de Lawrence, y uno de los mejores jugadores de esta camada de 2018. Jugador muy completo, este talentoso combo-guard es capaz de ayudar al equipo en temas anotadores –tanto en media como en larga distancia– organizar al equipo desde la posición de base, y además tiene potencial para defender en múltiples posiciones. Si a ello le sumamos un físico espectacular, tenemos a un potencial jugador de lotería para el próximo draft.

Kyle Guy – Virginia Cavaliers – Junior.

Uno de los grandes artífices de la gran temporada de la universidad de Virginia, entra en su temporada junior con la necesidad de olvidar el funesto final de temporada pasada tras una campaña prácticamente perfecta. Indiana Mr. Basketball y mejor jugador de la ACC la pasada campaña, Guy es un magnífico anotador exterior, donde destaca por su excelente mano desde tres puntos, su tiro tras dribbling o tras bote. Ágil de piernas y de gran IQ, puede conducir sin problemas el balón, destacando por su toma de decisiones. Le falta mejorar más físicamente para competir, sobre todo defensivamente, al siguiente nivel.

Tyler Herro – Kentucky Wildcats – Freshman.

Uno de los últimos pupilos de John Calipari para estrenar esta nueva temporada, y uno de los mayores talentos del estado de Wisconsin estos últimos años. Comparado por algunos analistas como el próximo Devin Booker, estamos ante un versátil jugador con una facilidad pasmosa para armar el brazo y ver el aro rival, sabiendo generarse sus propios tiros y penetrando muy bien a canasta. Pero sin duda alguna su mayor arma ofensiva es su lanzamiento exterior, siendo uno de los mejores tiradores de High School de toda la nación. Destaca también su potencial defensivo, aunque todavía por mejorar.

Jalen Hudson – Florida Gators – Senior.

Tras dos años sin tener todas las oportunidades que necesitaba en Virginia Tech, Hudson realizó una excelsa campaña junior en los Gators, donde ha ejercido de líder y de máximo anotador de la escuadra de Mike White. Excepcional anotador y tirador de larga distancia, donde ataca el aro con mucha agresividad y destacando en el tiro tras dribbling y tras penetración. Muy rápido en transición y fantástico en el juego sin balón, ha evolucionado también su juego en defensa este último año, siendo uno de los mejores defensores exteriores del equipo. Su físico es aceptable, pero debe ganar todavía mucho músculo si quiere aspirar a jugar en la NBA en algún momento.

De’Andre Hunter – Virginia Cavaliers – Sophomore.

Virginia le echó mucho de menos durante este pasado NCAA Tournament, y en su primer año en la competición ha sido seleccionado para ser el Sexto Hombre de una conferencia del nivel de la ACC. Ahora, junto a Kyle Guy tendrá la papeleta de liderar a estos nuevos Cavaliers. Hunter emergió este pasado año prácticamente de la nada como un versátil escolta capaz de proveer puntos y defensa a partes iguales. Gran físico (7’2» de envergadura), anota con mucha fluidez desde media y larga distancia, es capaz de crearse sus propios tiros y dispone de un gran juego de pies. Es capaz de defender a cualquier jugador exterior , y sus movimientos sin balón y desplazamientos laterales para interceptar líneas de pase son exquisitos. Muy atentos a él este próximo año.

Romeo Langford – Indiana Hoosiers – Freshman.

La última gran futura estrella del estado de Indiana, quien tras un largo proceso de recruiting finalmente decide jugar en casa para los Hoosiers. Jugador de tremenda envergadura, destaca especialmente por tener una gran versatilidad ofensiva, capaz de anotar desde cualquier punto de la pista y prácticamente de cualquier forma. Muy inteligente en la pista, sabe encontrar los espacios y a los compañeros libres. Sin embargo presenta muchas dudas en el apartado físico, con un atleticismo todavía por desarrollar, y tiene que mejorar defensivamente hablando. Probablemente el mejor escolta de esta generación junto a R.J. Barrett.

Charles Matthews – Michigan Wolverines – Junior.

Uno de los grandes nombres del pasado subcampeonato nacional de los Wolverines regresa para liderar la causa de John Beilein en este nuevo curso. Ex-transfer de Kentucky, este explosivo jugador dispone de grandes condiciones físicas y posee grandes instintos en la ofensiva. Muy veloz y ágil de piernas, destaca por encima de todo su buena mano de tres puntos. Jugador de buen manejo de balón y una capacidad de pase por encima de la media para jugadores de su posición. Defensivamente tiene un mayor potencial de mejora gracias a su buen atleticismo. Puede jugar también de alero.

Zach Norvell Jr. – Gonzaga Bulldogs – Sophomore.

Una de las grandes joyas que atesora todavía Mark Few en la universidad Gonzaga, y cuyo gran rendimiento en su año freshman le permitirá afianzarse como uno de los nombres a seguir esta temporada. Combo-guard zurdo de muchísimo talento ofensivo, muy vertical y agresivo en las penetraciones y muy hábil en el tiro en estático. Sin duda, su mejor cualidad es su tiro de tres puntos. Buena capacidad para distribuir el balón en la pista y altura para sacar partido de su versatilidad posicional. Eso sí, le falta mejorar mucho físicamente y ganar algo más de agilidad y explosividad de piernas para llegar a ser top en su posición a nivel universitario.

Jaylen Nowell – Washington Huskies – Sophomore.

Tras la salida de Markelle Fultz, Nowell ha supuesto un gran soplo de aire fresco para la universidad de Washington, y tras un gran impacto en su año freshman se esperan de él muchas cosas en su segundo año en la competición. Grandioso anotador exterior, tanto desde larga distancia como atacando el aro verticalmente, pudiendo conseguir puntos de un sin fin de maneras. Posee un magnífico juego de pies, donde destaca especialmente por su dribbling y sus cambios de ritmo, y puede ejercer puntualmente de base gracias a su buena visión de juego y su gran manejo de balón. Puede ser una de las grandes sorpresas positivas de la temporada si sigue su evolución.

James Palmer Jr. – Nebraska Cornhuskers – Senior.

Tras dos años sin pena ni gloria en la universidad de Miami, Palmer Jr. acabó rompiéndolo el año pasado en su debut con la universidad de Nebraska, siendo el líder anotador de los Cornhuskers. Candidato al Big Ten Player of the Year, estamos ante un fogoso anotador exterior capaz de atacar el aro con mucha agresividad, usar bien ambas manos y ser una amenaza insistente desde larga distancia. Usa bien su cuerpo y sus largos brazos para cortar líneas de pase y para saltar a por el tapón. Eso sí, por lo que más llama la atención es por su gran habilidad acabando la jugada con grandes mates.

John Petty – Alabama Crimson Tide – Sophomore.

En su temporada de debut en la NCAA estuvo a un segundo plano dado que todas las miradas estaban puestas en Collin Sexton, pero Petty tiene este año todo de cara para demostrar que puede ser un prospect del potencial del ahora jugador de Cleveland Cavaliers. Jugador de gran carácter en la pista, competitivo, un físico brutal y una muñeca espectacular. Destaca su gran habilidad defensiva, sabiendo usar muy bien su cuerpo, así como su buena capacidad de pase. Debe saber sacar algo más de músculo y ganar más confianza en su lanzamiento.

Kevin Porter Jr. – USC Trojans – Freshman.

Porter es la pieza angular de lo que está por venir en USC, y es que entre 2018 y 2019 los Trojans pueden formar una de las mejores escuadras de la competición. Cinco estrellas, este escolta zurdo es uno de los grandes talentos anotadores de esta generación, y su gran condición física unido a su facilidad para crearse sus propios lanzamientos le hacen ser un jugador a temer. Si bien su posición natural es la de escolta, con sus dos metros de altura tiene también la habilidad para guiar a su equipo y distribuir bien el balón. Muchos ojos estarán puestos en él.

Kerwin Roach Jr. – Texas Longhorns – Senior.

Alma de los Longhorns estas últimas campañas, Roach tiene todo lo necesario este curso para dar un salto de calidad de cara a encontrar su sitio en la NBA. Atlético combo-guard que destaca especialmente por su facilidad para encontrar el aro rival, especialmente desde media distancia como atacando la canasta en penetraciones. Algo más inconsistente en su tiro a larga distancia. Veloz en transición y gran finalizador, muchas veces por encima del aro con grandes mates. Gran líder y buen defensor de bases, pero sufre más ante escoltas por su altura. Le falta mejorar también su habilidad de pase.

 

 

Imagen de portada: USA Today

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *