Brian Bowen demanda a Adidas por extorsión

Brian Bowen demanda a Adidas por extorsión

El caso por fraude universitario no tiene intención de salir de nuestras vidas, y hoy suma un nuevo capítulo a su causa. La ex-estrella de instituto Brian Bowen, quien se había comprometido con la universidad de Louisville durante el verano de 2017, ha presentado una demanda por extorsión contra Adidas, y particularmente contra seis de sus asociados.

Bowen fue acusado de comprometerse con la universidad de Louisville tras recibir cuantiosos beneficios económicos que favorecieron su reclutamiento por el programa del estado de Kentucky, aspecto que le impidió debutar en la NCAA este último curso. Ahora, el joven jugador reclama daños y perjuicios contra la propia empresa deportiva y seis de sus asociados implicados en esta trama de corrupción universitaria: James Gatto, Chris Rivers, T.J. Gassnolla, Merl Code, Christian Dawkins y el asesor financiero Munish Sood. Además, el gabinete que está detrás de esta demanda pretende asegurarse que Adidas no patrocine a ningún otro programa de baloncesto universitario en el futuro.

«Adidas hasta ahora se ha infiltrado en el baloncesto universitario con total impunidad», declara el gabinete. «Ahora es el momento de que ellos respondan por lo que han hecho y sufran las consecuencias de su conducta indebida. Brian es un joven excepcional que está decidido a corregir este error y hacer su parte para ayudar a liberar a otros estudiantes-atletas de la empresa. La corrupción no tiene cabida en el baloncesto universitario».

«Muchas de las familias de estudiantes-atletas que se aprovechan de Adidas y su empresa criminal provienen de orígenes pobres o modestos», prosiguen. «A través de la explotación de su desigualdad social y la falta de representación, se convirtieron en peones de los acusados y, sin saberlo, pusieron en peligro la educación de sus hijos y sus prometedoras carreras deportivas».

Tras su revés con la universidad de Louisville, el joven Brian Bowen volvió a probar suerte comprometiéndose con la universidad de South Carolina, pero ante la negativa de la NCAA por concederle su elegibilidad para este año decidió marcharse fuera de la NCAA. Ahora, Bowen tiene su primera experiencia profesional en los Sydney Kings de la primera división australiana, y su objetivo a corto plazo es colarse en el próximo NBA Draft 2019.

 

 

Imagen de portada: Herald Sun

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *