Bubble Watch: Examinando a los candidatos al March Madness 2020

Bubble Watch: Examinando a los candidatos al March Madness 2020

Estamos a escasamente tres semanas de que se produzca el tan esperado Selection Sunday, el domingo de selección donde se dictaminarán los 68 programas participantes en el NCAA Tournament, se les asignará un seed y donde se dará a conocer los enfrentamientos de Primera Ronda y First Four.

Esta temporada está resultando ser mucho más abierta de lo que se preveía en un principio, y las opciones para recibir una invitación para entrar al March Madness están también más abiertas que nunca. Con este artículo pretendo dar un vistazo rápido a cómo a día de hoy están las opciones de los favoritos a formar parte en el próximo March Madness 2020, así como los equipos pertenecientes a la «burbuja» (siempre desde mi opinión).

Por cierto, recordad que desde este artículo podéis conocer el funcionamiento del Selection Sunday.

 

AAC CONFERENCE

Programas asegurados: Houston y Cincinnati.
Programas on the bubble: Tulsa, Memphis y Wichita State.

Sigue siendo la conferencia Major menos Major de todas, pero este año están dejando una lucha muy bonita en el calendario regular. Ha sido la conferencia que más me ha costado analizar dada la igualdad existente, y a día de hoy solo veo claros en el torneo a Houston y Cincinnati, los grandes dominadores de la American estas últimas temporadas, pese a que sus rosters son sensiblemente de menor nivel que años anteriores.

La señora temporada de Tulsa bien merece también una invitación en el torneo, pero un non-conference poco productivo y un equipo que no despierta especial interés entre los principales analistas nacionales hace que quizás no terminen de entrar en el torneo. Y eso que tienen victorias ante Houston, Memphis y Wichita State.

Memphis no ha sido la misma desde la marcha de Wiseman, siendo mirados con lupa desde que se supo la manera en la que le reclutó Penny Hardaway, pero siguen siendo una opción segura para ganarse un puesto en el Tournament pese a que han sumado alguna derrota extra evitable. También Wichita State es una opción muy seria para verles en su torneo fetiche, con tantas opciones como Memphis o Tulsa de acceder vía invitación.

ACC CONFERENCE

Programas asegurados: Louisville, Duke, Florida State y Virginia.
Programas on the bubble: NC State, Notre Dame, Syracuse y Clemson.

La Atlantic Coast incorpora siempre un nutrido grupo de programas cada año en el NCAA Tournament, y este año no será menos. Cardinals, Blue Devils y Seminoles tienen asegurada su presencia gracias a su regularidad. Y ojo al nivel que está mostrando Florida State, que a día de hoy diría que es el gran favorito para alzarse con el ACC Tournament. Virginia ha tenido una temporada algo más irregular, con alguna derrota que le saca los colores al mismísimo Tony Bennett, pero la vigente campeona debería tener asegurada su estancia en el torneo para tratar de revalidar título.

Este año North Carolina se ha asegurado por méritos propios no estar en el NCAA Tournament tras nueve años de manera consecutiva. Planificación deportiva de Roy Williams muy cuestionable, independientemente de la lesión de Cole Anthony durante tanto tiempo. En la burbuja programas como NC State, que incorpora victorias de mérito como ante Virginia o recientemente Duke; una Clemson que ha ganado este año ya a Louisville, Duke y North Carolina; o unos Irish y Oranges que -si bien no tienen victorias especialmente importantes- tienen todavía sus opciones intactas.

BIG 12 CONFERENCE

Programas asegurados: Kansas, Baylor, Texas Tech y West Virginia.
Programas on the bubble: Oklahoma, Texas y TCU.

Kansas y Baylor están dejando uno de los enfrentamientos más intensos de este final de temporada, siendo los Bears una de las grandes sorpresas de la temporada. Texas Tech, subcampeona nacional, no tienen el talento del año pasado pero tienen un conjunto muy bien apañado. Bob Huggins y sus Mountaineers traerán también su Press Virginia al baile un año más.

Más dudas se refrendan en los programas que están actualmente en la burbuja en esta conferencia. Oklahoma no ha hecho mala temporada, y recientemente obtuvieron su primera gran victoria de la conferencia ante West Virginia, pero quizás les falta un extra para garantizarse su presencia definitiva. Texas es el ejemplo del «quiero y no puedo» constante cada temporada, con un non-conference ilusionante pero con una temporada regular donde se les ve realmente sus carencias. Añado también a TCU, que no tienen mal balance, aunque realmente no tienen muchas opciones.

BIG EAST CONFERENCE

Programas asegurados: Seton Hall, Creighton, Villanova y Butler.
Programas on the bubble: Marquette, Providence, Xavier y Georgetown.

La Big East está que arde, y eso se ratifica en que las opciones para entrar al March Madness están muy abiertas en la conferencia. Es más, me atrevería a decir que salvo DePaul y St. John’s el resto de integrantes de esta Big East Conference tienen probabilidades -en mayor o menor medida- de adquirir una invitación del comité.

Seton Hall y Creighton han hecho un temporadón, y bien merecida es su presencia en el NCAA Tournament. Villanova ha sido mucho más irregular, pero su estancia en el torneo debería ser un hecho también. Con Butler me entran algunas dudas, pero tienen un equipo muy compacto y un buen balance de victorias, así que me arriesgaría también con ellos.

Con Marquette y Xavier yo aspiraba a que estuviesen más altos en la conferencia a estas alturas, pero el non-conference les ha jugado una mala pasada. Y seis equipos de la Big East en el Madness parece en sí una locura, por lo que sería una lástima no tenerles siendo dos grandes escuadras. Por último tenemos a Providence, un programa capaz de lo mejor (ganar a Creighton, Seton Hall y Marquette) como de lo peor (cinco derrotas en el non-conference que le han pasado factura) o Georgetown, un histórico al que los problemas extradeportivos les ha minado la temporada. Pero ambos, todavía, con opciones importantes.

BIG TEN CONFERENCE

Programas asegurados: Maryland, Penn State, Michigan State, Iowa, Rutgers y Michigan.
Programas on the bubble: Illinois, Indiana, Wisconsin y Ohio State.

Si la Big East es una locura, ni os cuento cómo está la Big Ten. De los 14 integrantes de la conferencia, 10 de ellos están con 18 o más victorias, y en determinados momentos de este calendario de temporada regular los 10 han mostrado potencial y recursos para merecer una invitación al Madness. La criba con la Big Ten este año puede ser de locos.

Maryland tiene todo a su favor para ser campeón regular de la conferencia, y las grandes temporadas de equipos como Penn State, Iowa y Rutgers deberían de asegurarles también su presencia en el torneo final. Michigan State y Michigan, pese a haber decepcionado, también tendrán probablemente su hueco en el Madness.

Por otro lado, Illinois y Ohio State han estado mucho tiempo formando parte del Top 25 nacional, pero la exigencia de la conferencia les ha hecho perder más partidos de los esperados en este tramo final. Todo lo contrario que Wisconsin o Indiana, que están reforzados anímicamente estas últimas semanas y que también parten con muchas opciones de Tournament. Pero lo que está claro es que 10 programas de la Big Ten no entrarán en el torneo, y será interesante ver el criterio dado por el comité el próximo Selection Sunday.

PAC-12 CONFERENCE

Programas asegurados: Oregon, Colorado, Arizona y Arizona State.
Programas on the bubble: USC, UCLA y Stanford.

Todo apuntaba a que Arizona, Oregon y Washington lo iban a tener relativamente cómodo en la PAC-12 este año, pero bendita equivocación. Mucho por decidir en estos últimos encuentros de temporada regular que domina una sorprendente Arizona State, que se ganó a pulso su inclusión en el Madness de este año tras vencer recientemente a Oregon. Además, pocas dudas hay conque tanto Oregon como Arizona y Colorado formen parte de este NCAA Tournament.

Ante la enorme decepción de Washington, Stanford parecía la opción más factible en caso de añadir otro nombre desde la PAC-12 al bracket del torneo, pero los Cardinal han acumulado un buen número de derrotas en este calendario de conferencia que les ha hecho perder muchos puntos. Será esencial sus próximos compromisos ante Oregon y Colorado. Por último, los vecinos de USC y UCLA mantienen también intactas sus opciones, aunque parece complicado que al final acaben entrando tantos equipos de la PAC-12.

SEC CONFERENCE

Programas asegurados: Kentucky, Auburn y LSU.
Programas on the bubble: Florida, Tennessee, Arkansas y South Carolina.

Este año la SEC no me ha parecido tan competitiva y dura como años anteriores, y solo Kentucky, LSU y Auburn me parecen serias opciones a formar parte del NCAA Tournament a día de hoy. Más allá de ellos tres, se abren un buen número de posibilidades.

Florida podría ser también un sólido candidato, y solo una buena victoria ante Auburn es el único triunfo de renombre en la temporada regular de la SEC. Deben ganar a Kentucky y LSU cueste lo que cueste en las próximas semanas para asegurarse su presencia definitiva. Tennessee y Arkansas parecían también serias opciones de la SEC para añadir al bracket, pero se han desinflado notablemente estas últimas semanas, y solo un buen final de temporada regular y un gran torneo de la SEC puede afianzarlas definitivamente para adquirir esa ansiada plaza.

South Carolina -e incluso Mississippi State- podrían ser los grandes tapados si siguen con su buena racha, pero tienen menos opciones que los anteriores.

MID-MAJOR CONFERENCES

Programas asegurados: Gonzaga, Dayton y San Diego State.
Programas on the bubble: BYU, Liberty, Wright State, Utah State, East Tennessee State, Stephen F. Austin y New Mexico State.

Para no tener que ir conferencia por conferencia dentro de las Mid-Majors, mejor agruparlas en una sola categoría. Eso sí, veremos cómo de benévolo es el comité con los equipos de fuera de las 7 grandes conferencias de Division I, ya que aunque el NET haya entrado con mucha fuerza parece que sigue perjudicando a los programas «pequeños».

Pocas dudas hay de que Gonzaga, Dayton y San Diego State merezcan su puesto en el NCAA Tournament, indistintamente cómo se desarrollen sus respectivos torneos de conferencia. Los Cougars de BYU dieron un paso adelante para sus opciones -que eran muy remotas- venciendo recientemente a los Zags, una victoria que incluso les lanzó al Top 25 nacional esta semana. Utah State, precisamente el gran favorito de la MW pese al empuje sorprendente de los Aztecs, podrían beneficiarse también de una plaza en el torneo en caso de que los propios Aztecs -u otro equipo- se alce con el MW Tournament.

El resto de programas on the bubble de la lista parece que tendrán algo más complicado su acceso al torneo si no ganan sus respectivos torneos de conferencia, pero sus tremendas temporadas son dignas de mención, y merecerían jugar dicho torneo final. La New Mexico State de Iván Aurrecoechea no conoce la derrota en la WAC; Liberty mantiene una estrecha lucha en la A-Sun con Florida Atlantic, pero parece que se llevarán el gato al agua; Wright State tres cuartos de lo mismo con Northern Kentucky en la Horizon League; East Tennessee State está dejando una bonita temporada en la SoCon junto a Furman y UNC Greensboro, pero los Buccaneers parten como grandes favoritos; mientras que Stephen F. Austin son los dueños y señores de la Southland Conference, y solo han perdido 3 partidos en toda la temporada.

 

 

Imagen de portada: SI

Tags: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *