Darius Bazley jugará en la G-League

Sorpresón mayúsculo el que se ha llevado la universidad de Syracuse estos últimos días. Después de ser una de las grandes animadoras de este NCAA Tournament con su tremendo final de temporada, los Oranges ven como su recruit estrella de la próxima temporada, el interior Darius Bazley, rompe su compromiso con ellos para ser profesional, enrolándose en la G-League.

El jugador de 17 años, cinco estrellas de su generación y que ya apuntaba a ser top 10 del próximo draft de 2019, es uno de los jugadores más interesantes de la próxima camada, un ala-pívot de 6’9” muy dinámico, de gran manejo de balón y visión de juego y que además realiza un gran esfuerzo en la zona de contención de la pista.

«Esta es una decisión que me va a cambiar la vida», dijo Bazley tras anunciar su sorprendente decisión. «He pensado mucho en esto con mi madre y mi círculo cercano, especialmente cuando me senté con ella. Es como tomar la decisión de a qué universidad quieres ir. Yo y ella hablamos un poco, y recé por eso. Hablé con mi entrenador de High School, Steve, que jugó en el extranjero, y luego hablé con un par de chicos de la G-League que tienen experiencia. En definitiva, jugar al baloncesto profesional siempre ha sido mi sueño. Siempre va a ser el objetivo hasta que lo logre, y esto me pondrá un paso más cerca de hacerlo».

Después del verano se celebrará el draft de la G-League, para así conocer en qué equipo debutará profesionalmente Bazley, pero desde luego esta decisión sienta un precedente importante para el futuro. Abre la veda a las futuras estrellas de la NBA que no desean pasar por la universidad para jugar en la mejor liga de baloncesto del mundo, y supone un jarro de agua fría a Adam Silver y toda la NBA en su intento de que los jugadores se formen en la universidad antes de dar el salto al profesionalismo.

Imagen: Elite Sports NY