Darius Bazley tampoco irá a la G-League

Darius Bazley tampoco irá a la G-League

Hace unos meses conocíamos la historia de Darius Bazley, un prometedor ala-pívot cinco estrellas de su generación que se había comprometido con la universidad de Syracuse pero que finalmente daba esquinazo a Jim Boeheim, saltándose su paso por el college para saltar directamente al profesionalismo a través de la G-League.

Hoy hemos sabido que el versátil interior de 17 años, a muy pocos meses para iniciar la competición, ha decidido recular y no jugar en la G-League tal como anunció a bombo y platillo, y optará por prepararse al profesionalismo por sí mismo durante este próximo año, sin comprometerse con ningún equipo.

Bazley sigue así la trayectoria de Mitchell Robinson, quién finalmente no se comprometió con Western Kentucky y estuvo un año en blanco antes de ser escogido por los New York Knicks en la última edición del draft, y engrosa la lista de jugadores que decidieron evitar el college antes del draft: Brandon Jennings (Italia), Emmanuel Mudiay (China), Dante Exum (entrenó en Australia) y Terrance Ferguson (Australia). No será, por tanto, el primer jugador que cambia la universidad por la G-League, tal como se apuntó en su día.

La noticia la ha sacado The Athletic, que entrevistó al jugador en exclusiva. «Hablando de ello con mi gente vimos que la G-League no iba a ser necesaria, y ahora puedo usar este tiempo para trabajar en mi», dijo Bazley a The Athletic. «La G-League es la única liga donde ganar podría no ser todo. El desarrollo es el aspecto más importante, pero los chicos están jugando para el equipo y al mismo tiempo tratando de jugar por sí mismos. Ese no es el tipo de hombre que soy, nunca me han criado de esa manera. Siento que el baloncesto es un deporte de equipo y se supone que todos deben formar parte. En la G-League no es así, todos están tratando de tener la oportunidad de ir a la NBA».

Pese a ello, Bazley no se arrepiente haber cambiado un prometedor futuro en Syracuse por su situación actual. «Me enorgullece mi decisión. No hay arrepentimientos en absoluto. Al final las personas harán lo que quieran, ya sea ir a la universidad, saltar la universidad para ir a la NBA o dejar de jugar baloncesto. Las personas tomarán sus decisiones. Y esta decisión es lo que quería hacer. Es mi vida, mi decisión, mi camino y mi viaje».

 

 

Imagen de portada: HoopSeen

Tags: , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *