Furman Paladins, o cómo derrotar a dos equipos de Final Four

Furman Paladins, o cómo derrotar a dos equipos de Final Four

En una noche de sábado que se antojaba tranquila, la universidad de Furman ha acaparado el interés nacional por encima de cualquier otro deporte. Está siendo quizás la semana más importante de los Paladins en muchísimo tiempo, ya que los de Bob Richey en apenas una semana han derrotado a dos equipos que militaron en esta pasada Final Four -empezando por Loyola-Chicago la pasada semana y con la sorprendente caída de Villanova anoche- y además Josh Lyons pasó a la historia hace un par de días consiguiendo igualar el récord histórico de más triples anotados en un partido universitario con 15. Están de dulce.

No podemos decir que Villanova haya caído en crisis, porque no deja de ser uno de los conjuntos más potentes del país, pero su duro revés hace unos días ante Michigan en la re-edición de la pasada final -donde los Wolverines les pasaron por encima- y ahora esta inesperada caída también en el Pavilion ante un programa semi-desconocido en el baloncesto universitario hacen saltar las alarmas del equipo de Jay Wright. Para colmo de males, ayer se confirmó también la salida del equipo de Dylan Painter vía transfer.

Un gran Josh Lyons volvió a sobresalir para los Paladins con 17 puntos, aunque fue quizás Matt Rafferty el jugador más determinante por los visitantes con sus 15 puntos y 17 rebotes, incluida una canasta en la pintura a menos de un minuto para el final tras un parcial favorable de 7-0 que daba la puntilla a los Wildcats, que acabarían cayendo en el tiempo extra por 76-68.

«Solo somos la pequeña Furman», decía orgulloso el entrenador Bob Richey en rueda de prensa. «La mayoría de la gente nos pregunta en qué estado estamos, en qué ciudad estamos. Ahora, de repente, la gente empieza a descubrir quién es Furman. Estoy orgulloso de la determinación, la resistencia y la lucha que este equipo tiene. Juegan juntos y juegan conectados. Es la definición de un equipo».

Phil Booth con 20 puntos y Collin Gillespie con 19 más lideraron la ofensiva de Villanova, que en este partido no contó con su recruit estrella Jahvon Quinerly, quien no formó parte del choque por decisión técnica. Sus apenas 13 minutos de media por encuentro que le ha dado Jay Wright en los tres partidos anteriores sorprende mucho.

 

 

Imagen de portada: USA Today

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *