Guía rápida sobre baloncesto NCAA

¿La NCAA? ¡Muchos equipos! ¡Muchos jugadores! Mucho… ¡todo! ¡Horror! 😱😱😱

Sé de buena tinta que seguir el baloncesto universitario sin tener mucha experiencia sobre ello es un coñazo, ya que no es una competición usual que siga unos cánones similares a las de otras competiciones deportivas. Así que me he propuesto desmitificar esto y daros una guía rápida de lo más básico que hay que conocer para seguir la NCAA sin problemas desde el principio.

Si se os ocurren más cosas, no dudéis en contactarme por twitter o por correo. Os leo. 😉

 

¿Qué es la NCAA? No es una competición de baloncesto

La NCAA (National College Athletic Association) es una enorme institución que engloba buena parte de los programas deportivos universitarios de Estados Unidos, tanto masculino como femenino. Podemos encontrar football, baloncesto, tenis, waterpolo, soccer, hockey, voleyball… más de una veintena de disciplinas diferentes.

 

¿Cómo se divide la NCAA?

Para (casi) todos los deportes se divide básicamente en tres divisiones: NCAA Division I, NCAA Division II y NCAA Division III, y esta fragmentación se lleva a cabo en función del número de becas deportivas que una universidad es capaz de ofrecer a sus alumnos. La mayoría de universidades deportivas históricas están en la Division I, que actualmente engloba 353 universidades (😱).

 

¿Cómo se clasifican estas 353 universidades?

Tenemos nada menos que 32 conferencias diferentes, y cada una de ellas se ‘auto-gestiona’ por medio de un comisionado y un equipo directivo, que son los encargados de elaborar los calendarios regulares de cada conferencia (entre otras cosas). Es interesante resaltar también que las conferencias de college basketball no tienen que ser las mismas que las de college football (de hecho, en muchos casos no lo son).

Las conferencias se suelen agrupar por situación geográfica, pero no siempre suele ser así, ya que a lo largo de la historia se han producido numerosos cambios de universidades que van de una conferencia a otra. Informalmente, se suelen catalogar a las conferencias de college basketball en High-Majors (o simplemente Majors), formadas por las conferencias AAC, ACC, Big 12, Big East, Big Ten, PAC-12 y SEC, que son las conferencias más potentes del entorno baloncestístico; y en Mid-Majors, formadas por el resto de conferencias, cuyo nivel es –en teoría– inferior. Incluso, se habla de un tercer grupo denominado Low-Majors, de conferencias más humildes y cuya incidencia es mucho menor.

En este enlace podéis consultar todas las conferencias y las universidades que las componen.

 

¿Cómo es el sistema de competición de Division I?

De la misma manera que en la NBA (o en Liga Endesa) tenemos la liga regular y los Playoffs por el título, el calendario de baloncesto universitario se divide en cuatro grandes bloques:

  • Calendario non-conference: Cada universidad gestiona libremente duelos contra otras universidades, de Division I, II o III, y elige también dónde se disputa el encuentro. Cada universidad suele tener de 12 a 16 encuentros non-conference cada temporada, y estos partidos suelen abarcar los meses de noviembre y diciembre. Es en este calendario donde se disputan numerosos torneos non-conference (Maui Invitational, 2K Classic, Battle 4 Atlantis, Paradise Jam, etc.) donde participan numerosos programas de baloncesto.
  • Calendario de conferencia: La liga regular de toda la vida, donde cada universidad se enfrenta ante universidades de su misma conferencia en un calendario gestionado por los comisionados de cada conferencia. Abarcan los meses de enero y casi todo el mes de febrero.
  • Torneos de conferencia: Cada una de las 32 conferencias disputa un torneo de conferencia en formato Playoffs para definir un campeón de conferencia. La disposición en este cuadro se realiza en función del balance de victorias/derrotas del calendario de conferencia, y el campeón de cada torneo de conferencia tiene un suculento premio: clasificarse matemáticamente al March Madness. Estos torneos se disputan a finales de febrero y a principios del mes de marzo.
  • Torneos de post-temporada: Todas las universidades terminan su temporada una vez acaba su participación en sus respectivos torneos de conferencia. Pero es probable que los mejores programas de cada conferencia –al margen de las universidades más potentes– logren una invitación para disputar un último torneo de post-temporada. El torneo más famoso es sin duda el March Madness (o NCAA Tournament, Big Dance…), que es quien determina el campeón nacional cada temporada. Otros torneos paralelos a este March Madness son el NIT, el CBI o el CIT, que lo juegan universidades que no han logrado clasificarse al March Madness. Estos torneos se disputan durante el mes de marzo, y la gran final por el campeonato nacional suele ser en la primera semana de abril.

 

¿Cómo se determina qué equipos se clasifican al March Madness?

Es sin duda «LA PREGUNTA», con mayúsculas.

En el March Madness participan 68 universidades en total. 32 de ellas se clasifican automáticamente a este Madness tras ser campeones de sus respectivas conferencias, mientras que las 36 restantes se eligen a través de un comité.

Así es. Un comité elige lo más objetivamente posible –queremos pensar– a los 36 mejores equipos universitarios que no han sido capaces de ser campeones de sus conferencias. Para ello, este comité se ampara en numerosas medidas estadísticas, siendo la más importante el NET, formado por una serie de algoritmos que determinan los mejores equipos en función de la dureza de su calendario, que no haya sumado derrotas muy llamativas, que sí haya sumado victorias ante equipos potentes, su trayectoria en el calendario de conferencia, etc. etc. Además de elegir a estos equipos, este comité es el encargado de generar cada emparejamiento de Primera Ronda y colocarlo en el cuadro final del NCAA Tournament. Todo esto se realiza el último domingo de temporada, conocido como Selection Sunday, y suele ser retransmitido cada año por televisión.

¿Es la solución más eficiente? Desde luego que no. Cada año surgen polémicas por universidades que merecían recibir una invitación para el NCAA Tournament y finalmente no la recibieron (sobretodo en universidades menores o de Mid-Majors) o universidades de mayor calado histórico o de conferencias más potentes que, sin haber hecho una temporada especialmente buena, acaban siendo invitados por el comité.

Para establecer un cuadro de Playoffs «perfecto» es necesario encuadrar 32 emparejamientos de Primera Ronda (64 integrantes en total). Es por ello que, al ser 68, antes de la Primera Ronda de este March Madness se disputa lo que se conoce como First Four, cuatro encuentros que podríamos considerar como ‘de ronda previa‘ donde los vencedores se suman al cuadro final de 64 integrantes, mientras que los cuatro perdedores dan por finalizada la temporada. Además, los 64 clasificados quedan encuadrados en cuatro regiones del cuadro bien diferenciadas: South Region, East Region, Midwest Region y West Region, cuyas sedes varían cada año.

Una vez tenemos a estos 64 integrantes, se van disputando choques a partido único pasando por la Primera Ronda, la Segunda Ronda, las semifinales regionales (o Sweet Sixteen) y las finales regionales (o Elite Eight). De este modo, de cada una de las cuatro regiones del cuadro surge un campeón regional, y estos cuatro equipos pasan a conformar la conocidísima Final Four. Los vencedores de cada encuentro de Final Four lucharán por el título nacional en el Championship Game.

 

¿Se pueden ‘fichar’ jugadores? ¿Y cambiarse de equipo?

Todos los jugadores de un programa universitario no dejan de ser alumnos de sus respectivas universidades. Y al igual que en España, una universidad no puede ‘fichar’ a un alumno de otra universidad. Sí que es posible que un alumno solicite un cambio de universidad, bien por motivos académicos, deportivos, personales o de cualquier otra índole.

Cuando un alumno solicita el cambio de universidad se dice que pide el transfer request (o simplemente transfer), y debe de tener tanto la aprobación de la universidad de donde parte como de la universidad a donde va a residir en un futuro. Y no solo eso, cada ‘movimiento’ de jugadores de una universidad a otra es examinado minuciosamente por un departamento concreto de la NCAA: el llamado NCAA Elegibility Center, que vela por la elegibilidad y regulación deportiva de cada alumno en las competiciones de la NCAA.

Por norma general, cuando un jugador se transfiere de una universidad a otra debe de estar un año entero sin jugar con su nuevo equipo. Eso sí, podrá entrenar y concentrarse con el resto del grupo. Existen algunas excepciones que permitirían a un jugador cambiarse de universidad sin tener que pasarse el año sin jugar, como graduarse en sus estudios antes de 4 años (grad transfers), solicitar plaza en una universidad cercana a su hogar de residencia para cuidar de algún familiar cercano, o incluso jugar en otra universidad de la misma conferencia. Pero siempre con el visto bueno previo del NCAA Elegibility Center.

 

¿Cuántos años puede estar un jugador en la NCAA?

Al igual que en la universidad en España, un alumno puede acceder a la universidad con 17 años (cumpliendo los 18 durante el mismo curso), pero no hay una edad fija tope existente en NCAA Division I. De todas formas, los jugadores no suelen estar más de 5 años compitiendo en los deportes universitarios.

Generalmente, si un alumno se saca su título de grado (Bachelor’s degree) año a año le lleva 4 años universitarios. Pero existen casos de jugadores que logran graduarse antes de estos cuatro años, al igual que existen casos de jugadores que por determinadas causas (lesiones graves, suspensiones, jugadores que se van de misión religiosa, etc.) necesitan completar el ciclo universitario usando más de cuatro años.

 

¿Existe algún tipo de clasificación en Division I?

Cada una de las 32 conferencias tiene su propia clasificación, donde se tienen en cuenta el balance global de victorias y derrotas de toda la temporada, y luego aparte el balance de victorias y derrotas frente a universidades de tu misma conferencia. La principal relevancia que tienen estas clasificaciones es que, en función de la posición en que acabes la temporada regular (los duelos entre equipos de tu misma conferencia), te corresponderá un lugar dentro del cuadro del torneo de conferencia. Esto es muy importante, ya que hay conferencias donde los primeros clasificados pueden saltarse una o varias rondas, y clasificarse directamente para cuartos de final o –incluso– semifinales del torneo.

¿Y una clasificación que englobe a todos los programas de Division I? No hay nada oficial como tal. Sí que existen analistas independientes de college basketball, como por ejemplo Ken Pomeroy, que elaboran rankings propios clasificando a todos los equipos en función de una serie de algoritmos y variables. También es interesante resaltar el NET Ranking, que se elabora en base al NET, la métrica de la que hablé anteriormente donde el comité del Selection Sunday se apoya para emitir las invitaciones del NCAA Tournament.

Lo que sí que son bastante conocidos son los rankings de diferentes webs especializadas en deporte universitario, que suelen elegir por votación a los 25 o 30 mejores equipos de Division I cada semana. El ranking más famoso es el AP Top 25, de la agencia de noticias Associated Press, aunque también otras webs como ESPN CBS Sports elaboran sus propios rankings de universidades.

 

¿Puede un jugador presentarse al NBA Draft sin pasar por la NCAA?

Tristemente, sí. Cada vez más están proliferando casos de jugadores de instituto que prefieren disponer de experiencia profesional (bien fuera de Estados Unidos o en ligas profesionales dentro del propio país, como la G-League) antes de declararse elegible en el NBA Draft, algo que lleva vigente desde hace más de una década cuando la NBA prohibió que los jugadores de High School pudiesen ser elegidos directamente en el draft.

Los únicos requisitos que contempla la NBA para que un jugador se pueda declarar elegible, es que cuente con 19 años en la noche del draft y haya logrado su graduación en High School. Gran parte de estos jugadores tienen una segunda motivación: adquirir un salario por jugar al baloncesto, algo que está totalmente prohibido en los estatutos de la NCAA, ya que el baloncesto universitario se considera baloncesto amateur o de formación.

 

¿Qué jugadores pueden presentarse al NBA Draft?

Una vez terminada la temporada universitaria, todos los jugadores son candidatos a declararse elegibles para el NBA Draft. Independientemente de la universidad, conferencia o división en la que jueguen. Los jugadores seniors (que llevan 4 años en la universidad) son automáticamente elegibles para el draft, mientras que el resto de jugadores deben declararse ellos mismos elegibles.

Los jugadores no seniors que se declaran elegibles para el draft se suelen conocer como «ealy-entries candidates» en Estados Unidos. Cada uno de estos jugadores puede firmar a un agente deportivo que le asesore durante todo este proceso de pre-draft (entrevistas con miembros de franquicias NBA, workouts, visitas a instalaciones de franquicias NBA, etc.) hasta llegado a un periodo de deadline, que suele ser a finales del mes de mayo. Antes de este deadline, cada jugador debe decidir si regresar un año más a la NCAA o declararse oficialmente elegible para el NBA Draft. Si decide esto último, el jugador no podrá volver a la competición universitaria, e iniciaría su trayectoria como jugador profesional.

 

¿En qué consiste el recruiting?

Una vez que termina cada temporada, las plantillas universitarias se «resetean», por llamarlo de alguna forma. De cara a la siguiente temporada, abandonan el equipo aquellos jugadores que hayan disputado su temporada senior, los que hayan pedido el transfer hacia otra universidad o los que hayan decidido convertirse en profesionales. Es por ello, que el proceso de recruiting por parte del equipo técnico de cada programa es fundamental para construir las plantillas de la próxima temporada.

Este recruiting, o reclutamiento, es el medio por el cual las universidades incorporan a nuevos jugadores para sus programas, pudiendo ser a través de una beca deportiva o no. Es posible reclutar jugadores desde High School (lo más habitual), jugadores que llegan a través de transfers desde otras universidades o divisiones, o jugadores extranjeros. Es importante resaltar que los jugadores que provengan del extranjero (Europa, en su gran mayoría) no deberían de haber jugado a nivel profesional en ningún club, ya que la NCAA suele ser bastante estricta en este aspecto, y en la mayoría de ocasiones los jugadores son sancionados al llegar a la NCAA.

Dos aspectos interesantes del recruiting a conocer:

  • Cada prospect de High School suele estar «clasificado» de manera informal en estrellas. Se dice que los mejores prospects universitarios son jugadores de 5 estrellas, a continuación prospects de 4 estrellas, y posteriormente de 3, 2 y 1 estrella, así como de ninguna estrella (unranked). No son clasificaciones oficiales, sino que son hechas por portales especializados como ESPN, Rivals o 247Sports para identificar a los mejores jugadores de cada clase de reclutamiento.
  • Interesante recalcar también lo que se conoce como reclasificaciones, en lo que a recruiting se refiere. Durante su etapa de High School, un estudiante debe de aprobar una serie de créditos totales para obtener su título y poder presentarse a las pruebas de acceso a la universidad. La flexibilidad de muchos centros educativos permite que un estudiante pueda cursar más asignaturas de las que le permiten ‘normalmente’ en su curso, y así ir quitándose asignaturas antes de tiempo. Esto es muy interesante de cara a jugar algún deporte en la universidad, ya que jugadores encuadrados por edad en una determinada clase de reclutamiento pueden «saltar» a una clase anterior (por ejemplo, reclasificarse de la clase de 2020 a la de 2019) y entrar antes a la universidad.

 

¿Dónde puedo ver partidos de college basketball?

Si vives fuera de Estados Unidos, la mejor opción es contratar los servicios de ESPN Player. Comparado con el League Pass de la NBA es una opción bastante más cara (12€ al mes, o un pase anual de 80€), pero además de incluir baloncesto universitario también incluye contenido on-demand de otros deportes, películas, documentales o programas de televisión relacionados con el deporte.

Para ver partidos de manera gratuita, ya hay que optar por opciones menos éticas (😇). Pero por ejemplo, el canal oficial del NCAA Tournament en YouTube suele colgar partidos completos en diferido del torneo, y desde el de NCAA on Demand se pueden visualizar partidos completos de torneos de años anteriores, además del de otros deportes universitarios.

También algunas universidades Mid-Majors o conferencias suelen colgar en directo o en diferido algunos de sus partidos en sus páginas web o en sus canales de YouTube oficiales. Algunos ejemplos son la PAC-12, o la Big 12, y desde Stadium de vez en cuando también se pueden ver algunos partidos de conferencias como la WCC, la Patriot League o la MWC.

 

Glosario de términos

Algunos términos, siglas y expresiones propias de la competición que son interesante conocer si estás iniciándote en esto del baloncesto universitario. Podría estar líneas y líneas explicando algunos términos para ser mucho más certero, pero intentaré ser breve:

  • Freshman: Es como se le conoce al jugador de primer año universitario.
  • Sophomore: Es como se le conoce al jugador de segundo año universitario.
  • Junior: Es como se le conoce al jugador de tercer año universitario.
  • Senior: Es como se le conoce al jugador de primer año universitario.
  • Redshirt: Es un jugador que se pasa un tiempo determinado sin jugar a algún deporte universitario, bien porque se ha transferido de universidad, por motivos académicos, disciplinarios, etc. Se suele usar en conjunto con los cuatro status anteriores en función del número de años que lleva en la universidad (Redshirt freshman, Redshirt sophomore, etc.)
  • Transfer: Jugador que solicita cambiarse de universidad.
  • Grad transfer: Jugador que se ha graduado en la universidad antes de 4 años, y se le otorga un año extra en la NCAA sin necesidad de estar un año en blanco sin jugar.
  • Walk-on: Son jugadores que forman parte de la plantilla de un equipo universitario, pero que lo hacen sin una beca deportiva. Generalmente son estudiantes que se usan para cerrar las últimas posiciones de la plantilla, ya que no suelen participar en los partidos oficiales (salvo que los encuentros estén sobradamente decididos).
  • One-and-done: Desde hace más de una década no es posible salir elegido en el NBA Draft directamente desde el High School, teniendo que estar los jugadores al menos un año en la NCAA. Se dice que un jugador es one-and-done cuando abandona la NCAA para declararse elegible para el draft tras un único año en la universidad.
  • NJCAA: National Junior College Athletic Association. Es una institución académica de enseñanza superior que también tiene su propia competición deportiva. Se ‘asemeja’ a la Formación Profesional en España, y muchos jugadores (conocidos informalmente como JUCO’s) llegan a pedir el transfer para jugar en algún programa universitario de la NCAA.
  • NAIA: National Association of Intercollegiate Athletics. Es una institución académica muy similar a la NCAA, pero que opera a una escala menor. Está formada por más de 300 universidades, y al igual que la NCAA y la NJCAA también tiene su propia competición deportiva.
  • NLI: National Letter of Intent. Es un documento vinculante entre estudiante y universidad por el cual el alumno se compromete de manera oficial con la entidad académica.
  • March Madness: También conocido como Big Dance, Locura de Marzo o simplemente NCAA Tournament, es el torneo final mediante el cual se determina al campeón universitario cada temporada.
  • First Four: Son 4 eliminatorias previas antes de la Primera Ronda del NCAA Tournament. Se realizan debido a que en el NCAA Tournament se necesitan 64 equipos para la Primera Ronda, y hay un total de 68 clasificados cada año. Se disputan cada año en el campus de la universidad de Dayton.
  • Sweet Sixteen: Es como se le conoce también a las semifinales regionales del NCAA Tournament.
  • Elite Eight: Es como se le conoce también a las finales regionales del NCAA Tournament.
  • Final Four: Es la gran final a cuatro, similar a la de Euroleague. Se clasifican a esta Final Four los campeones de cada una de las cuatro regiones del cuadro del NCAA Tournament.
  • Seed: Son los cabezas de serie del NCAA Tournament. Cada seed se clasifica desde el #1 (mejor equipo) hasta el #16 (peor equipo). Y los emparejamientos se forman siempre enfrentándose entre sí los seeds 1 vs. 16, el 2 vs. 15, el 3 vs. 14, el 4 vs. 13, el 5 vs. 12, el 6 vs. 11, el 7 vs. 10 y el 8 vs. 9.
  • Automatic bid: Es como se denomina a cada uno de los 32 programas universitarios que acceden al NCAA Tournament de manera automática tras ganar su torneo de conferencia.
  • At large teams: Es como se denomina a cada uno de los 36 programas universitarios que acceden al NCAA Tournament mediante invitación del comité durante el Selection Sunday.
  • Bubble team: Es como se le denominan a aquéllos programas que están en la frontera de entre ser elegidos para el NCAA Tournament por invitación o no recibir la invitación.
  • Bracket: Es como se le conoce popularmente al cuadro final del NCAA Tournament.
  • Upset: Ocurre un upset en el NCAA Tournament cuando un programa de muy bajo seed acaba eliminando a un programa de seed mucho más alto. O dicho de otro modo, cuando ocurre una sorpresa importante en el torneo y un equipo más humilde acaba derrotando a algún favorito.
  • Cinderella: Las cinderellas son esos programas universitarios que, sin esperarlos, acaban llegando muy lejos en el NCAA Tournament. Generalmente son también programas que producen uno o más de un upset durante el torneo.
  • One shining moment: No es más que un vídeo (aunque realmente es una canción) que se crea después de conocer al campeón universitario, y que alberga los mejores momentos del NCAA Tournament de ese año.
  • NIT: Es un torneo de post-temporada paralelo al NCAA Tournament donde son invitados los 32 mejores equipos que no participan en el NCAA Tournament. La fase final se juega cada año en el Madison Square Garden.
  • CBI: Es otro torneo de post-temporada, compuesto por 16 programas que no son invitados ni al NCAA Tournament ni al NIT.
  • CIT: Es otro torneo de post-temporada, también compuesto por programas que no son invitados ni al NCAA Tournament ni al NIT. Suele ser competencia del anterior, y su número de participantes varía cada año.