Kalin Bennett, el primer jugador NCAA con autismo

Kalin Bennett, el primer jugador NCAA con autismo

La NCAA rompe barreras. Probablemente nunca le veamos compitiendo a gran nivel ni jugando en la NBA –de hecho, igual a muchos ni os suene su universidad– pero Kalin Bennett forma ya parte de la historia del college basketball. El pívot de 6’10» de altura, miembro de la clase de 2019, firmó estos días su NLI para comprometerse con la universidad de Kent State. Esta noticia no sería trascendente a nivel nacional por sí misma, con la salvedad de que Bennett padece autismo, convirtiéndose así en el primer estudiante-atleta de la historia de la NCAA con beca deportiva completa con este trastorno.

«Quiero tener un gran impacto, no solo en la cancha sino también con los niños que están luchando con las mismas cosas que yo», dijo Bennett al Cleveland Dealer. «Quiero usar esta plataforma para inspirar a otros niños con autismo y sin él. Quiero decirles: ‘¡hey! si puedo hacer esto, tú también puedes hacerlo’. Muchas veces se sienten solos, y yo también lo siento al crecer».

Natural de Little Rock, Arkansas, a Bennett le llegaron a decir los médicos cuando era pequeño que probablemente nunca pudiera hablar o andar. Y, sin embargo, el jugador de 17 años ha logrado labrarse su propio camino hasta convertirse en un estudiante-atleta más. Preguntado por qué eligió comprometerse con los Golden Flashes respecto a otros programas universitarios, Bennett afirma que tuvo mucho peso en su decisión las iniciativas que la universidad estaba llevando a cabo respecto al autismo.

Kalin Bennett jugará con los Golden Flashes la próxima temporada 2019/2020.

 

 

Imagen de portada: Campus Sports Net

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *