La corrupción vuelve a asolar la NCAA

La corrupción vuelve a asolar la NCAA

A poco más de un mes para que el primer partido oficial de baloncesto universitario eche a andar esta temporada, esta tarde se ha conocido una investigación del FBI que involucra a diversos programas Majors de la Division I.

La noticia, sacada a la luz por el periodista de NBC Tom Winter, ha vuelto a sacudir los cimientos del deporte norteamericano y la corrupción. Esta vez, los señalados son los actuales asistentes Lamont Evans (Oklahoma State), Chuck Person (Auburn), Emanuel Richardson (Arizona) y Anthony Bland (USC), si bien la investigación del FBI sigue aún en curso, pudiendo aparecer más nombres. Hasta el momento, los cuatro asistentes han sido apartados por sus respectivos programas y suspendidos de sus funciones de manera indefinida.

Según dichas autoridades, los asistentes han sido acusados por delitos de fraude, soborno y corrupción a jugadores universitarios y de High School y a sus familiares. No son los únicos imputados, ya que según ha hecho saber NBC, han sido acusados un total de 10 personas, entre las que también se encuentran el empresario y agente de jugadores Christian Dawkins y el jefe de marketing de Adidas James Gatto.

Entre otras cosas se ha sabido que, por ejemplo, Chuck Person intercedió en el reclutamiento del pívot Austin Wiley por la universidad de Auburn, aceptando sobornos de otros agentes para entablar negocios con Wiley y su entorno; o que James Gatto ha sido acusado de ofrecer $100,000 a la familia del actual jugador de Louisville Brian Bowen para asegurarse su compromiso con Adidas.

Imagen de portada: Decatur Daily

Tags: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *