Nuestra apuesta: Mock de Draft NBA 2018

Estamos ya en febrero, y cada vez falta menos para encontrarnos de bruces con el tan ansiado NBA Draft 2018, uno de los draft más esperado de estos últimos años dada la gran cantidad de talento y potencial que se concentra en las primeras posiciones del mismo.

Al igual que hice el año pasado en nuestro estreno, para a seguir la evolución de los grandes talentos de este draft durante estos últimos meses de competición, voy a plasmar la versión más poco objetiva posible en forma de mock de draft para la primera ronda del mismo. A día de hoy, éstas son mis predicciones:

 

01. Orlando Magic: DeAndre Ayton (Arizona) – Pívot – Freshman

Muy complicado pronosticar el número uno de este draft dada la gran cantidad de opciones que hay a día de hoy. La opción menos arriesgada será la del pívot bahameño de los Arizona Wildcats, un 7 pies que combina una espectacular versatilidad ofensiva, gran trabajo en la contención, una buena lectura de la situación en pista y un físico totalmente atroz (uno de los mejores de toda esta generación). Hasta el momento, todo defensor que se ha enfrentado a él ha acabado postrado a sus pies o viéndole mientras vuela por encima del aro con él debajo. Tiene todavía ciertos problemas de rodaje, de afianzar su mecánica de tiro y su lanzamiento en estático y hasta de cierta parsimonia en la pista, pero a lo poco que le veas jugar sabremos ver que estamos ante un jugador único. Un jugador cuyas cualidades no existen a día de hoy en la NBA, y un futuro… que será el que él quiera ponerse, porque hasta el momento no le alcanza límite.

02. Atlanta Hawks: Marvin Bagley (Duke) – Ala-pívot – Freshman

De los jugadores universitarios candidatos a ser número uno del draft, probablemente Bagley esté siendo el más regular de todos ellos esta temporada. Duke gira a su son, y día sí y día también el equipo ha sabido confiar en él para garantizarse el liderazgo ofensivo de cada partido, aunque ello haya costado que otros jugadores pierdan protagonismo en la rotación. El de Arizona ha mejorado notablemente sus prestaciones desde sus primeros partidos esta temporada, mucho más seguro lanzando en estático y con mayor control de su cuerpo, soltándose mucho más en ataque y siendo un auténtico filón desde menos de cinco metros. Físicamente es otra bestia parda, y sorprende sobremanera la forma en la que es capaz de correr la pista y finalizar en transición. Juega con mucha confianza, con mucha fuerza y tiene potencial para ser también un gran –y versátil– jugador defensivo. Veremos también si su individualismo no se le sube mucho a la cabeza.

03. Sacramento Kings: Luka Doncic (Real Madrid) – Base/escolta – Internacional

Preguntas a (casi) cualquier aficionado nacional o europeo sobre el principal candidato a ser número uno del draft… y rara es la ocasión que la opción predefinida no sea la del talentoso esloveno del Real Madrid. Doncic lleva varios años revolucionando la liga Endesa y la Euroliga gracias a su descomunal talento y desparpajo, jugando a altísimo nivel en un mundo entre profesionales. Éste es el gran factor diferencial con el que cuenta respecto al resto de jugadores de este draft, y cuyo stock no le hará caer más allá del top 3 del mismo. Las virtudes de la joven perla madridista son conocidas por todos, pero personalmente me cuesta verlo por encima de jugadores como Ayton o Bagley, dos jugadores todoterreno mucho más hechos para el baloncesto NBA pese a estar mucho más verdes que el esloveno, pero cuyo estilo de juego será mucho más inmediato en cuanto den el salto a la competición. Además, su falta de explosividad y la capacidad de hacer frente a las exigencias de un exterior NBA dejan –de momento– en Doncic ciertas inseguridades.

04. Dallas Mavericks: Michael Porter Jr. (Missouri) – Alero – Freshman

Cuesta muchísimo evaluar esta elección, de las que más de este mock. Por una parte porque apenas se le ha podido ver en acción a nivel universitario, un jugador que en manos de Brandon Roy ha sido totalmente imparable a nivel de High School y también en los circuitos veraniegos. Por otro lado, porque tiene unas capacidades y una facilidad para jugar al baloncesto que recuerdan a muchas estrellas de la NBA, y con tan solo poder ver un par de partidos suyos ya se ve a la legua que es un jugador con la disposición de hacer lo que quiera a nivel profesional. Pero lo más relevante de este asunto, es que Porter Jr. no se ve a ciencia cierta en la NBA el próximo año, ya que en alguna entrevista ya ha manifestado que –debido a su lesión– podría regresar un año más a la NCAA para poder disputar la competición en todo su esplendor, aparcando un año su sueño de entrar en la NBA. Si decide entrar finalmente al draft, la recuperación de sus problemas de espalda será un punto muy a tener en cuenta.

05. Phoenix Suns: Trae Young (Oklahoma) – Base – Freshman

El jugador de moda en Estados Unidos. El base por el que suspira media NBA y en el que los aficionados han encontrado a su nuevo Stephen Curry. La temporada del novato de los Sooners está siendo espectacular, y si bien las comparaciones con Curry son más que fundamentadas, igual existe cierta obcecación por intentar hacer que Young siga su mismo destino cuando desembarque en la NBA, o que será capaz de trasladar fácilmente su juego universitario al exigente nivel profesional. Probablemente lo logre con el paso de los años, y por seguro que disfrutaremos con él en la franquicia que decida apostar por él, pero me cuesta ver en Trae Young a un futuro MVP de la NBA como ha sido Stephen. De hecho, en este mismo draft me cuesta verlo en un supuesto top 3, aún contando conque Michael Porter Jr. continúe en la NCAA un año más. Tiene cualidades que lo desmarcan como un jugador maravilloso, pero preocupa mucho su físico y sus aspectos defensivos de cara al siguiente nivel. El tiempo, y la NBA, le pondrán en su correcto lugar.

06. Memphis Grizzlies: Jaren Jackson Jr. (Michigan State) – Ala-pívot/Pívot – Freshman

Parecía bastante claro hace algunos meses que Miles Bridges iba a ser la gran apuesta de Michigan State para este draft, pero la evolución que ha dado Jaren Jackson Jr. en este tiempo está siendo aterradoramente increíble. De los candidatos al top 10 de este draft probablemente sea el jugador que va más de tapado, que menos exhibiciones y highlights realiza o del que menos se habla en prensa. Es una de mis grandes apuestas personales, un interior que atesora una gran clase y movimientos en la pintura de la vieja escuela con la tenacidad y agresividad con la que un novato se intenta comer el mundo. Tiene un tiro en estático que poco a poco a ido puliendo, una visión de juego tremenda para ser un interior y en labores de destrucción y rebote es imparable. No tiene el tirón mediático de otros freshmen de su generación, pero apunten su nombre para tenerlo muy en consideración para el futuro, porque tiene recursos más que suficientes para ser un auténtico robo de este draft.

 

07. Cleveland Cavaliers: Mohamed Bamba (Texas) – Pívot – Freshman

Siguiendo con la retahíla de novatos de físicos de otro planeta, no podíamos dejar más abajo al jugador con el cuerpo más singular de toda la camada. Medir siete pies con apenas 20 años ya es algo ciertamente inusual hoy en día, pero si a esa altura le sumamos su espectacular envergadura de brazos –casi ocho esperpénticos pies en total– y dos manos que rebañan todo lo que está a un metro de diámetro, se nos presenta un proyecto de pívot que ya de por sí solo tendrá cabida en la NBA tarde o temprano. Además de esto, Bamba ha sabido trabajar su cuerpo para tener un control total del mismo, ganando músculo y a su vez cierta agilidad de piernas. Defensivamente ya se puede intuir que es una auténtica máquina de intimidación y de capturar rebotes, pero ofensivamente presenta algunas dudas más, aunque estos últimos meses está ganando cierta seguridad en el tiro a media distancia. E incluso se atreve alguna vez desde la línea de tres puntos. Es un prospect inusual, y quizás está verde para ir ya a la NBA, pero pocas franquicias tendrán el valor de dejarle pasar en el draft.

08. Chicago Bulls: Collin Sexton (Alabama) – Base – Freshman

Ha sido sin lugar a dudas el gran perjudicado por el ascenso de Trae Young estos últimos meses. Éste iba a ser su draft, ya que era el mejor talento disponible en posiciones tan altas para una posición de base escasa en este draft. Lo tenía prácticamente todo: un físico descomunal, explosividad de piernas, puro espectáculo por encima del aro, una gran ética de trabajo desde muy joven, recursos de sobra para trabajar en el aspecto defensivo… Quizás su flirteo con la no elegibilidad universitaria a principios de temporada le granjeó algún problema al inicio, pero es un jugador que tiene prácticamente todo lo necesario para triunfar en la NBA, y me cuesta mucho dejarlo en una inmerecida octava plaza. Es uno de esos jugadores en los que tengo fe de que lo hará bien cuando evolucione su juego al siguiente nivel, gane en madurez y siga transmitiendo su gran energía al resto de sus compañeros. De su ética depende su éxito futuro.

09. Philadelphia 76ers: Miles Bridges (Michigan State) – Alero – Sophomore

Ha perdido cierta esencia en favor de su compañero Jaren Jackson Jr., pero Miles Bridges sigue siendo uno de los jugadores favoritos de los aficionados universitarios. Nos dejó con ganas de más el año pasado con su espectacular irrupción en la competición, y este año ha mejorado mucho a nivel físico y de recursos de cara al aro, pero sea cual sea la franquicia que apueste por él, tiene ganado al público de antemano gracias a sus espectaculares acciones y a sus enormes mates. Su versatilidad ha sido su gran punto fuerte en la universidad, pero será su debilidad a nivel profesional, ya que el jugador no termina de definirse como un alero puro ni de dar ese paso final para alternarse también en la pintura definitivamente. Esa expectación está haciendo que Bridges caiga algunos puestos en los mocks de muchos analistas, pero difícilmente caerá fuera de la lotería. Un jugador con el que disfrutar viéndole, pero que tiene muchos aspectos de su juego que mejorar para no acabar siendo un simple dunker.

10. Charlotte Hornets: Kevin Knox (Kentucky) – Alero – Freshman

La irregular –y decepcionante, hay que decirlo– temporada de la universidad de Kentucky le ha pasado factura también a la mayoría de prospects que aspiran a ocupar las primeras plazas de este draft. Knox será probablemente el jugador con mayor proyección de esta camada de John Calipari, un jugador de muchísima clase, capacidad de mejora brutal y que ha sabido sacar partido de su físico para asestar desde larga distancia, correr al contragolpe como de ayudar en la anotación interior. Una amenaza desde cualquier punto de la pista y que sabe generarse sus propios lanzamientos. Un jugador todo en uno pero que, sin embargo le pierde más su actitud en la pista, mostrándose tremendamente irregular en muchos partidos, obstinado por anotar compulsivamente si no le entran los tiros o directamente pasando desapercibido en momentos críticos de su equipo. Una apuesta muy interesante, pero donde Knox tiene que cuidar ciertos aspectos de su juego para resultar ser un gran jugador NBA.

11. Utah Jazz: Wendell Carter (Duke) – Ala-pívot/Pívot – Freshman

Vivir a la estela de todo un Marvin Bagley no es nada fácil para Wendell Carter, uno de los interiores más prometedores de esta generación que sin embargo ha quedado prácticamente vilipendiado por el prometedor ala-pívot. Pese a quedar en un segundo plano, con el paso de los partidos se le ha visto mucho más implicado y protagonista que a principios de temporada, aportando en multitud de facetas en ambos aros y destacando como todo un rim protector. Físicamente es un jugador espléndido, con un físico muy trabajado, unos brazos larguísimos, buen dominio de su cuerpo, y sabe sacarle mucha tajada a base de intimidación como a la hora de cazar rebotes. Eso sí, le falta añadir un skillset ofensivo mucho más pronunciado si quiere ser un jugador más versátil en la NBA, y es que a día de hoy su tiro en estático o su juego de pies no están a la altura de un jugador de su presente y su potencial. Su buen físico debería ganar también algo más de músculo.

12. New York Knicks: Mikal Bridges (Villanova) – Escolta – Junior

De olvidado en segunda ronda a ser candidato hasta a ser top 10 en este draft. La evolución de Mikal Bridges esta temporada está siendo de escándalo, y de su gran trabajo –unido sobre todo al buen hacer de Jalen Brunson desde la dirección– depende buena parte del éxito que Villanova está cosechando también este curso en la competición. Escolta de gran versatilidad sobre la pista, donde despunta como buen finalizador y de gran dinamismo en ataque como de ser capaz de defender con acierto a escoltas y aleros –incluso a cuatros– a nivel universitario. Dispone también de buenas capacidades físicas, capaz de aguantar bien los uno contra uno, buena envergadura de brazos y rápida reacción en desplazamientos laterales. Rango de tiro bastante amplio y muy buen tirador de tiros libres. Le falta quizás algo más de explosividad en sus movimientos y disponer de una mayor cantidad de recursos en la ofensiva, pero la seguridad y fiabilidad que transmite en la pista es impropia de su edad. Cualidades y clase de sobra para hacer buena carrera en la NBA.

 

13. Detroit Pistons: Hamidou Diallo (Kentucky) – Escolta – Freshman

De none-and-done a un one-and-done prácticamente cantado. Diallo decidió quedarse un año más para tratar de probarse en la competición tras no contar para Calipari en el segundo semestre del año pasado, y si bien se esperaba que tuviese un rol mucho más acentuado, su gran físico y su versatilidad ofensiva no está pasando desapercibida para nadie en la liga. Jugador muy talentoso, explosivo, cargado de intensidad en la pista y que ofrece mucho espectáculo por encima del aro. En estático ha mejorado muchísimo su tiro exterior, creando sus propios lanzamientos y creando también para sus compañeros, y en transición sigue siendo un filón ofensivo y un buen finalizador. Buena evolución también en el apartado defensivo donde ha mostrado casi siempre buena actitud, y puede evolucionar en un futuro como un gran defensor. Le frena no estar más arriba en este draft su mala praxis con el balón en las manos, tanto conduciendo la pelota, visualizando al resto de compañeros o perdiendo muchos balones.

14. L.A. Clippers: Robert Williams (Texas A&M) – Ala-pívot/Pívot – Sophomore

El pasado curso firmó una temporada freshman muy interesante, y todo apuntaba a que no regresaría a Texas A&M un segundo año. Si bien la mayoría de expertos recomiendan a las jóvenes promesas permanecer varios años en la universidad para adquirir rodaje, ganar experiencia y mejorar sus fundamentos, el experimento ha salido rana en el caso de Robert Williams. En el pasado draft el jugador de los Aggies estaba proyectado como top 10 –incluso hasta top 5 para muchos analistas– pero el joven ala-pívot no ha evolucionado todo lo que se esperaba de él, y unido a que este año las primeras plazas del draft están muy disputadas… será muy complicado que Robert logre estar, inclusive, en puestos de lotería. Lo mejor que tiene Williams es que tiene unas condiciones físicas idóneas para ser un buen interior NBA, incluso un buen margen de mejora para poder hacer una carrera decente como profesional. El problema llega más en el apartado ofensivo, donde cerca del aro es todo un seguro de vida pero conforme se aleja pierde gran parte de su efectividad, su juego de pies no es todo lo solvente que debería y su efectividad en los tiros libres deja mucho que desear.

 

Más allá de las posiciones de lotería, y mucho más complicado de pronosticar, apuesto por los siguientes jugadores para completar una teórica primera ronda de draft:

15. Troy Brown (Oregon)
16. Lonnie Walker Jr. (Miami)
17. Trevon Duval (Duke)
18. Dzanan Musa (KK Cedevita)
19. Brandon McCoy (UNLV)
20. Mitchell Robinson (-)
21. Jarred Vanderbilt (Kentucky)
22. Landry Shamet (Wichita State)
23. Omer Yurtseven (North Carolina State)
24. Grayson Allen (Duke)
25. Bruce Brown Jr. (Miami)
26. Chimezie Metu (USC)
27. Shai Gilgeous-Alexander (Kentucky)
28. Bruno Fernando (Maryland)
29. Moritz Wagner (Michigan)
30. Jalen Brunson (Villanova)

Imagen: USA Today