Duval, Walker y Newman se suman al draft

La lista de jugadores que deciden marcharse de la universidad rumbo a su primer contrato como profesional no hace más que aumentar estos últimos días, y los últimos jugadores en sumarse a este listado son los jóvenes Trevon Duval, Lonnie Walker y Malik Newman.

Duval fue considerado el mejor base de esta pasada generación de 2017, y si bien ha cuajado un buen año freshman en Dukecon la gran necesidad que tenían los Devils de adquirir un base puro– no ha terminado de ser ese base diferencial que todos esperábamos, y eso se ha notado también en las predicciones de cara al draft donde muchos analistas lo descartan, incluso, como primera ronda. Sus medias este año han sido de 10.3 puntos, 5.6 asistencias y 1.5 robos por encuentro.

Opuesto camino ha sido otro de los freshmen candidatos a estar en posiciones altas de este draft, Lonnie Walker IV. El ya ex-jugador de los Miami Hurricanes comenzó la temporada dubitativo y sin muchos minutos de importancia, pero desde la lesión de Bruce Brown a finales del año pasado comenzó a ganar minutos en la rotación hasta acabar siendo el jugador más importante de la plantilla en este final de temporada. A día de hoy es el mejor escolta de este draft, y todo apunta a que saldrá elegido en posiciones de lotería. Sus medias este año han sido de 11.5 puntos, 2.6 rebotes y 1.9 asistencias por encuentro.

La decisión más inesperada de esta pasada madrugada la protagonizó Malik Newman, al que muchos daban como futura estrella de los Kansas Jayhawks la próxima temporada con las marchas de Graham y Mykhailiuk. Sin embargo, el sophomore ha decidido inscribir su nombre en el draft y marcharse de la universidad tras solo dos años en la misma y tratar de ser primera ronda del mismo. Sus promedios este último curso han sido de 14.2 puntos, 5 rebotes y 2.1 asistencias por encuentro.

Imagen: Kansas